El director de ARBA, Gastón Fossati, y el secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Canton, firmaron un convenio de colaboración que prevé que el organismo de recaudación otorgue acceso digital a su cartografía territorial y brinde información catastral que contribuya a fortalecer los procesos de investigación referidos a la última dictadura.

La labor de cooperación incluirá el intercambio de datos sobre inmuebles que funcionaron como centros clandestinos de detención, así como propiedades de personas que hayan sido víctimas de desaparición forzada.

Fossati subrayó que “la cartografía digital de ARBA permitirá conocer información sobre la evolución y geolocalización de estos inmuebles, lo que contribuirá a fortalecer la política de derechos humanos de la Provincia”.

“Para llevar a la práctica este intercambio, brindaremos una serie de capacitaciones que posibilitarán utilizar nuestra cartografía web, visualizar planos e interpretar datos. Este convenio refleja la importancia del trabajo conjunto que desarrollamos en el Estado bonaerense”, destacó el titular de la Agencia de Recaudación.

Por su parte, Canton explicó que “en primer lugar, es necesario destacar la importancia de concebir el trabajo en derechos humanos como una obligación de todo el aparato estatal y no solo de la Secretaría; la firma de este convenio con ARBA es una clara muestra de esa política”.

En segundo lugar, poder contar con la información sobre los inmuebles en los que operaron los centros clandestinos de detención, nos va a permitir, no solo enriquecer la información del Registro Único de la Verdad, sino poder avanzar con mayor eficiencia los procesos de lesa humanidad que lleva adelante nuestro organismo”.

En el Registro Único de la Verdad se reúne información sobre las violaciones de derechos humanos ocurridas como consecuencia del accionar represivo de las fuerzas armadas o de seguridad durante la última dictadura.

Fuente: DIB