El gobernador Axel Kicillof trazó un duro diagnóstico sobre la evolución posible del coronavirus en la provincia, sobre la base de las deficiencias del sistema de salud que, admitió, está mal preparado para hacer frente a la pandemia debido a las falencias que arrastraba y a las exigencias a las que ahora será sometido.

“Estábamos en emergencia y nos cae una emergencia mayor”, fue la síntesis que usó Kicillof para referirse al estado del sistema de Salud de la provincia, durante la forma de un convenio con el titular de Camioneros, Hugo Moyano, para que el sanatorio Antártida, de la obra social de esa organización, aporte camas críticas.

Justamente, esa cuestión, la de las camas de terapia intensiva con las que se contará para hacer frente a la expansión eventual del número de enfermos, fue el foco de Kicillof. “No vamos a tener más de 300”, dijo el mandatario, al proyectar la infraestructura sanitaria que recibió con las necesidades que plantea la pandemia.

“El sistema de salud de la provincia ya tenía problemas estructurales muy grandes: falta de equipamiento e inversión. Ya no alcanzaba para atender las necesidades normales de nuestra población para atender una gripe común”, explicó Kicillof. Agregó, en ese sentido, que “asumimos un gobierno con evidentes carencias”.

“Cuando la pandemia se expande no alcanzan las camas comunes, las camas críticas ni las camas leves- detalló el gobernador- Todos cuentan. En la provincia el sistema contaba con 1130 camas críticas a diciembre de este año. Esta epidemia no nos encuentra bien parados. Ya no alcanzan las camas, en general. Cuando viene la gripe no alcanza”, detalló el Gobernador.

“Si la epidemia pasa a situación de estrés. No vamos a tener esas 1130 camas ya que muchas se usan para otras enfermedades. No vamos a tener más de 300”, admitió. 

“Probablemente tengamos que pasar situaciones complicadas”, concluyó el gobernador, sobre esas camas. Después, queda saber cuántas se agregarán, pese ese número recién será revelado cuando los lugares estén disponibles, señaló.

Fuente: DIB