La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, convocó para este jueves a los gremios docentes con el fin de destrabar el conflicto salarial antes del inicio de clases el 5 de marzo.
Fuentes cercanas a la gobernación dijeron a La Nación que el encuentro se realizará a las 17:00 en el Ministerio de Economía bonaerense en La Plata.
Por su parte, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, le había pedido al gobierno bonaerense de Vidal que “no dilate” una nueva convocatoria de la mesa paritaria.
El sindicalista había criticado a la gobernadora por lo que consideró era armar una puesta en escena con el slogan “con los chicos en las aulas”, cuando tuvo “dos meses y medio sin los chicos en el colegio” y no convocó a los gremios en ese lapso.
Mientras que hoy martes, el Suteba realizará una conferencia de prensa a las 19:30 en su sede central (Piedras 740, CABA) donde fijará su posición.
Estarán presentes el secretario General del Sindicato, Baradel, y sus secretarias Generales Adjuntas, María Laura Torre y Silvia Almazán.
El jueves pasado, el gobierno de Vidal y los gremios docentes tuvieron la primera reunión paritaria en la que el Ejecutivo propuso un aumento del 15% y una bonificación extraordinaria de 4.500 pesos para los maestros que no faltaron durante el ciclo lectivo pasado.
Para Baradel, la propuesta es insuficiente ya que el aumento cuatrimestral del 5% es un “aumento a la baja” y afirmó: “Nos quieren dar un aumento salarial por debajo de los aumentos de todos los bienes y servicios y no estamos dispuestos a aceptarlo”.
“Es una propuesta salarial a la baja. El Banco Central hace un proyección de inflación de un 19,4 % y la gobernadora nos ofrece el 5% por cuatrimestre”, dijo Baradel.
Además agregó: “Le pregunto a la gobernadora o al presidente ¿por qué no le ponen un tope a los precios del 15%?. Quieren darnos un aumento salarial por debajo de todos los bienes y servicios Entonces es un tema totalmente inaceptable”.
El gremio también pide que la cláusula gatillo forme parte de las negociaciones como garantía para no perder poder adquisitivo y que vaya acompañada de una pauta inflacionaria real.
“¿Cómo funciona? Si la inflación es más alta de lo que se acordó, automáticamente se aplican los puntos de inflación. Si hay vocación de negociación y no de imposición estamos dispuestos a negociar”, aclaró el gremialista.

 

Fuente: Noticias Argentinas