El intendente Carlos Arroyo pidió en las últimas horas que se declare la emergencia ambiental en Mar del Plata, luego de una polémica con el Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) por el estado del relleno sanitario, y a pocos días que se venza el contrato con la empresa que lleva adelante la operación y el mantenimiento del predio de residuos.

Es que la aprobación del proyecto de ordenanza que el intendente elevó ayer al Concejo Deliberante le permitirá contratar una empresa de manera directa.

Cabe señalar que un informe del OPDS cuestionó “mala administración” del relleno sanitario. Y reprochó al Ejecutivo local que no había presentado un plan de inversión para resolver los problemas del predio, cuyo pedido se había reiterado en dos oportunidades. En ese sentido, en los últimos días el jefe comunal de Cambiemos salió al cruce del organismo provincial y defendió su gestión.

 

Fuente: dib.com.ar