Luego que el Gobierno de María Eugenia Vidal decidiera el cierre de los casinos de Mar de Ajó, Valeria del Mar y Necochea y del bingo de Temperley, trabajadores del sector realizarán este jueves un paro de actividades en la provincia de Buenos Aires.

Los integrantes de los gremios que se desempeñan en los casinos (rama juego y maestranza) se reunieron hoy en el Concejo Deliberante de Mar del Plata y ratificaron el paro como instrumento de reclamo para ser escuchados por el Gobierno. “El plan de lucha continuará hasta tanto no se clarifique el futuro laboral” de las personas que se desempeñaban en los casinos de Mar de Ajó, Valeria del Mar y Necochea, indicó el secretario General del Sindicato de Maestranza de Casinos, Roberto Páez. Y advirtió que “las medidas se van a profundizar si no hay respuestas”.

Si bien desde la administración bonaerense salieron a aclarar desde un primer momento que con la medida no habrá  pérdida de fuentes laborales, los gremios denuncian que habrá trabajadores que se tendrán que movilizar varios kilómetros por día para desempeñarse en otra sala de juego. “Se han comprometido a mantener los puestos de trabajo, pero muchos compañeros van a tener que trasladarse 140 kilómetros por día, con traslados en la noche, riesgos en la ruta, y todos los problemas que esta ocasiona”, dijo el referente de la Asociación Empleados de Casinos nacionales, Daniel Méndez.

Tal como adelantó días atrás DIB, el Gobierno licitará por primera vez en más de 20 años el control de las 3.860 máquinas tragamonedas, al tiempo que resolvió cerrar los casinos de Mar de Ajó, Valeria del Mar y Necochea y del bingo de Temperley para “reducir el acceso al juego”. No obstante, fuentes de la Gobernación aseguraron que “no se perderán fuentes de trabajo”, y que alrededor de 80 personas serán reubicadas y trasladadas a casinos de hasta 40 kilómetros.

Fuente: DIB