Puesta en marcha la tarea fina en pos de expandir las intendencias amarillas en el conurbano bonaerense, Cambiemos ya comenzó a generar desembarcos de referentes nacionales y provinciales de peso en bastiones del GBA orbitados por el peronismo, con el objetivo de mostrarse con sus cartas locales de cara a 2019. Es así que este viernes, el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, estuvieron presentes en Florencio Varela, donde compartieron una actividad con el referente del PRO y concejal de esa comuna, Pablo Alaniz.

El motivo formal fue la visita a los talleres y aulas de capacitación que funcionan dentro de la Unidad Penitenciaria 24 de Florencio Varela, “destinados a instruir a los presos y ofrecerles herramientas que los ayuden a reinsertarse en el mercado laboral al finalizar sus condenas”, según expresó un breve comunicado oficial de prensa de Presidencia.

Acompañados también por el ministro de Justicia provincial, Gustavo Ferrari, Vidal, Peña y Alaniz recorrieron dos talleres del Programa de Disposición y Reutilización de Tecnología en Desuso, donde los internos trabajan con teléfonos móviles, computadoras e impresoras, y un aula donde toman cursos de Alfabetización Digital y Herramientas para el Desarrollo Personal.

Alaniz, dirigente que responde a Peña, supo encabezar la Dirección Nacional de Medios Digitales, cargo que abandonó en mayo de 2017 para abocarse a la campaña en Varela, donde accedió a una banca en el recinto deliberativo. En la carrera hacia las elecciones ejecutivas de 2019, el actual edil PRO asoma como uno de los posibles anotados en la búsqueda de destronar al peronismo, referenciado allí por la figura del hoy legislador bonaerense Julio Pereyra.

Fuente: Letra P