Siguiendo la línea de Mauricio Macri, la gobernadora oficializó la decisión de no contratar en el Estado de la provincia de Buenos Aires a parientes y cónyuges de funcionarios de alto rango.

La gobernadora bonaerense a través de un decreto publicado este miércoles en el Boletín Oficial, prohibió la contratación en el Estado provincial de familiares y cónyuges de alto rango. Tal como hizo Mauricio Macri en el ámbito Nacional, María Eugenia Vidal extendió el nepotismo a la órbita de la provincia de Buenos Aires, aunque cabe destacar que no incluyó a las administraciones municipales.

En el primer artículo del decreto se establece que “no podrá efectuarse la designación de personal, bajo cualquier modalidad, de quien tenga vínculo de parentesco tanto en línea recta como colateral, hasta el segundo grado, con el Gobernador y Vicegobernador de la provincia, Ministro de Jefatura de Gabinete de Ministros, Ministros y demás funcionarios con rango y jerarquía equiparado a Ministro, en todo el Sector Público Provincial”. Además en el mismo se remarca que “quedan incluidos el cónyuge y la Unión Convivencial”.

Al igual que lo impuesto por el presidente Mauricio Macri, en el Estado provincial quedarán exceptuadas de cumplir esta normativa “las personas designadas y/o a designar mediante procesos de selección por Concurso Público de antecedentes o que cuenten con estabilidad en el cargo”.

Como ya había anticipado LetraP, la mandataria provincial no incluyó dentro de este decreto a las dependencias municipales. Por lo tanto les otorga libertad de acción a los 135 municipios bonaerenses para que tomen la decisión de adherir o no.

Si bien la medida entra en vigencia a partir de hoy todos aquellos funcionarios actuales que se vean afectados por este decreto deberán cesar en sus cargos antes del 1º de marzo de este año.

 

Fuente: LetraP