La polémica por la instalación de centrales termoeléctricas en las localidades de Pilar y Luján no cesa. Tras las numerosas marchas de vecinos que temen por su salud y por la seguridad ambiental, ahora los intendentes se ponen al frente del reclamo y denuncian que las obras avanzan sin autorización.

Como informó DIB, esta problemática motivó que ayer, el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, presentara un amparo ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense contra la Municipalidad de Pilar, para que se declare la ilegalidad de las ordenanzas sancionadas que permitieron la instalación de dos centrales termoeléctricas en parcelas lindantes con la localidad de Matheu en su distrito.

De acuerdo a Sujarchuk, el municipio vecino autorizó a las empresas APR Energy SRL y Araucaria Energy S.A. a establecerse en una zona que carecía de habilitación. Y estas empresas comenzaron con la construcción de las instalaciones con anterioridad a obtener los permisos que ahora se cuestionan.

En tanto ahora, el intendente Oscar Luciani, de Luján, también se manifestó contra el emplazamiento de una central de Araucaria Energy en su distrito. Si bien al principio había promovido su instalación, las reiteradas marchas de los vecinos hicieron que el Concejo Deliberante aprobará por unanimidad la derogación de la polémica ordenanza de rezonificación que permitía su construcción.

Fuente: DIB