El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, aseguró que “casi” se “agarra a trompadas” con el ministro de  Energía y Minería, Juan José Aranguren, por una discusión que mantuvieron por el Gasoducto de la Costa.

En la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante local, el jefe comunal aseguró que el funcionario nacional se mantenía reticente sobre esa inversión en una reunión que mantuvieron hoy. “Con Aranguren me pelee mal. Discutimos una hora solos y casi nos agarramos a las trompeadas”, contó.

En este sentido, Arroyo aseguró que, tras esa reunión Aranguren afirmó que “se hace el gasoducto”. El mes pasado, el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, había asegurado que esa obra podría quedar concluida para “fines de 2018”.

Fuente: DIB