Hidráulica vacila en su plan de obras mientras sube el agua y la impaciencia

 

Mientras el agua avanza en varios distritos del interior bonaerense –sobre todo en el oeste-, la impaciencia y los cuestionamientos hacia Hidráulica provincial crecen al advertirse un plan de obras sin ejecutar que vacila al compás de los reclamos que el titular del área, Rodrigo Silvosa, recibe en las diversas comunas, muchas de ellas con proyecciones que se contraponen en lo que refiere al manejo de los cauces.

Bajo este escenario, el intendente de Guaminí, Néstor Álvarez, insistió este martes en declaraciones a Letra P por la ejecución de una obra consensuada con la Provincia en la última reunión del Comité de Cuenca regional en Puán: el Partidor de Piñeyro, sobre el río Sauce Corto, donde se prevé la colocación de un tapón que evite el ingreso de agua al sistema de lagunas Las Encadenadas.

ANUNCIOS E INCUMPLIMIENTOS. Aquí, el jefe comunal peronista cargó directamente contra Silvosa: “Es compleja la situación y estamos esperando que Hidráulica cumpla con las medidas anunciadas en Puán, una de ellas era cerrar el brazo de Piñeyro y no lo ha cumplido. Nos preocupa mucho porque es algo que se decidió en el marco del Comité”.

Al focalizar en la necesidad de la realización de esta obra porque en su municipio “ya no podemos aguantar una gota más de agua”, Álvarez apuntó hacia el subsecretario de Infraestructura Hidráulica bonaerense: “Hoy su actitud es vacilante porque, si anunciás algo, tenés que cumplirlo”.

Pero mientras en Guaminí esperan por la concreción de este anuncio, la semana pasada Silvosa se reunió con miembros de la Sociedad Rural de Coronel Suárez que se oponen al tapón del arroyo Sauce Corto. Según lo expresado a este medio por el titular de la entidad ruralista, Guillermo Urruti, le acercaron al funcionario bonaerense un proyecto alternativo: un “By Pass” para eliminar la opción del tapón que “fue una decisión política y no técnica” que atentaría contra los campos suarenses que, afirmó, ya tienen “mucha agua”. Ante ese planteo, Urruti dijo que Silvosa “quedó en estudiar” el proyecto alternativo, razón por la cual se esperanzó en que, finalmente, la Provincia “no haga” la obra de taponamiento.

“No fue lo que nos anunció a nosotros. Dijeron que se hacía y consta en actas”, retrucó Álvarez, quien arremetió contra el planteo de los ruralistas del distrito vecino: “Suarez intenta salvar que hipotéticamente no se inunden un par de campos y lo nuestro es cuidar los cascos urbanos En la localidad de Bonifacio, ya tenemos agua en el cementerio. Guamini está rodeado de agua. No podemos seguir metiéndole agua al sistema de Las Encadenadas”.

Tras señalar que “con Silvosa hablé varias veces la semana pasada”, el intendente de Guaminí recriminó: “Me dijo que estaba tratando el tema de Bolívar y que lo iba a solucionar –el comienzo de las obras anunciadas-, pero no ocurrió, pasó el fin de semana largo y nada.

La semana pasada, las quejas a Silvosa también fueron presentadas por un intendente oficialista, Miguel Fernández (Trenque Lauquen), quien reclamó al advertir la realización de un canal aliviador en Pellegrini que en junio pasado Hidráulica supuestamente no había avalado: “Estuve discutiendo una obra que se había consensuado no realizar en un distrito vecino y se llevó adelante, fuimos a exponer la queja y el reclamo. También planteé la problemática que tenemos en Cuero de Zorro y la rotura del terraplén que la empresa contratada aún no pudo resolver y todas las cuestiones económicas que generará esto para los municipios de la región”, resaltó el alcalde de uno de los municipios del noroeste más golpeado por las inundaciones.

ALERTA EN LA QUINTA. Pero el alerta por el avance del agua también se registra en otras regiones de la Provincia. En diversos distritos de la Quinta sección electoral, algunos intendentes vienen contactándose con funcionarios bonaerenses para poner de manifiesto la necesidad de poner en marcha un plan que revierta la crisis hídrica de la región: “Con el intendente de Ayacucho –Pablo Zubiaurre- estuvimos reunidos con responsables de la Autoridad del Agua y hemos pedido, más allá de las cuestiones en la coyuntura, que de una vez por todas empecemos a trabajar en un esquema planificado y ordenado de cuestiones que eviten esto”, detalló a Letra P el jefe comunal de Rauch, Maximiliano Suescun (Cambiemos).

El jefe comunal radical dio cuenta de “un daño muy grande” que produjo el desborde de los cauces en la región: “Recibimos en seis meses más de lo que es el promedio anual de lluvias en nuestro partido”, lo cual, remarcó, produjo tres cosas “muy complejas”: el deterioro de la red caminera, la muerte de animales en un municipio de características ganaderas y la imposibilidad de realizar la cosecha fina.

“Hay que trabajar de manera coordinada toda la cuenca, despojada de intereses particulares. Hace muchos años que no se trabaja. La Autoridad del Agua o Hidráulica misma durante muchísimos años han estado prácticamente ausente”, subrayó Suescun, quien aseveró que “la voluntad de la Gobernadora es trabajar en el saneamiento hidráulico” por lo que “vamos a plantear trabajar en conjunto”.

En lo que refiere a trabajos estructurales, el intendente de Rauch estimó que “obras de retención de agua, como La Isidora en Azul, son las que nos pueden dar la solución”, aunque marcó que “se pueden hacer cosas en el corto plazo que puede mejorar los cursos que hoy tenemos, como limpieza de arroyos y normalizar los cursos de agua habituales”.

También, advirtió: “Hace falta una presencia firme del Estado en el control de obras clandestinas, porque hay una cultura de sacarse el agua de encima y eso lo pueden hacer los dueños de grandes extensiones, que hacen grandes canalizaciones sin permiso que terminan impactando en otros que no tienen esa posibilidad”. Por lo pronto, el intendente señaló que los municipios de la región prevén reunirse “durante los primeros días de septiembre” para abordar estas cuestiones con los funcionarios provinciales.

Fuente: Letra P

Comments

comments