Sancionan Ley de Acceso a la vivienda

vivienda unicaLa Cámara de Senadores bonaerense sancionó hoy la ley que facilita la gestión y generación de proyectos habitacionales de urbanización social en la provincia de Buenos Aires, y que prevé que los desarrolladores inmobiliarios donen tierras para viviendas sociales.

La norma, que había sido aprobada en octubre último en Diputados, modifica la Ley de Ordenamiento Territorial y uso del suelo para “abordar y atender integralmente la diversidad y complejidad de la demanda urbano habitacional, desalentando las prácticas especulativas” sobre la tierra.

La ley promueve generar y facilitar la gestión de proyectos habitacionales, de urbanizaciones sociales y de procesos de regularización de barrios informales; abordar y atender integralmente la diversidad y complejidad de la demanda urbano habitacional y generar nuevos recursos a través de instrumentos que permitan, al mismo tiempo, reducir las expectativas especulativas de valorización del suelo.

Antes de abordar el tratamiento del proyecto, algunas bancadas de la oposición y el senador oficialista Jorge Donofrio solicitaron que el proyecto continúe en análisis en comisión, pero la moción fue rechazada por la bancada del Frente para la Victoria que cuenta con amplia mayoría en el Senado provincial.

La ley, elaborada por los diputados del FPV Alberto España y Alicia Sánchez y el legislador de Nuevo Encuentro, Marcelo Saín, establece que los grandes emprendimientos inmobiliarios de más de 5.000 metros cuadrados deben ceder hasta un 10 por ciento del valor total para la realización de planes de vivienda social.

Prevé también un aumento adicional del 50 por ciento del Impuesto Inmobiliario Urbano a los baldíos, y una contribución especial para las viviendas o terrenos cuyos valores aumenten, como consecuencia de obras o cambios de zonificación que produzcan los municipios bonaerenses.

El senador del FPV, Luciano Martini aseguró que uno de los conceptos de “desigualdad es la distribución de la tierra”, y sostuvo que la sanción de esta norma “puede permitirle a cada uno de los bonaerenses acceder a una vivienda digna”.

“Esta es una ley de Estado que define lo que es una villa miseria, un asentamiento precario, el déficit habitacional y los objetivos que tiene y que crea además un registro de asentamientos a cargo de los intendentes”, graficó.

Durante la sesión, que fue seguida desde las barras por cientos de militantes de organizaciones populares y desde uno de los palcos por los autores de la iniciativa, el senador oficialista Jorge Ancona aseguró que la nueva ley “nos da una oportunidad histórica”.

“No sólo terminamos con una norma de la dictadura, sino que también le damos a la democracia una herramienta que toma en serio la necesidad de los sectores populares y medios, del acceso a la vivienda digna o un terreno para construir su casa”, destacó.

Resaltó que “las organizaciones libres del pueblo luchan desde hace más de 30 años por el acceso a una vivienda digna, y por eso hoy estamos haciendo efectivo lo que marca la Constitución provincial y Nacional” y aseguró que “nosotros no nos resignamos a que pobres hubo siempre porque venimos a cambiar la Argentina”.

Su par de bancada Santiago Carreras, explicó a Télam que “en un tema tan delicado como la vivienda, y mucho más en la provincia de Buenos Aires, era importante que esta ley fuera tratada con la profundidad y sensibilidad que se trató”.

“El trabajo que se ha hecho en Diputados fue muy importante, se logró un equilibrio en forma coordinada y permanente con el poder ejecutivo provincial y el resultado está claramente a la vista en la votación de la ley”, graficó.

Para la senadora del bloque Unión Peronista, Nidia Moirano, que votó en contra, la ley “esboza en su título conceptos que sin duda todos compartimos pero que en su articulado y fundamentos nada hace en pos del `Acceso Justo al Hábitat`”.

La ley tiene por objetivos promover la generación y facilitar la gestión de proyectos habitacionales, de urbanizaciones sociales y de procesos de regularización de barrios informales; abordar y atender integralmente la diversidad y complejidad de la demanda urbano habitacional y generar nuevos recursos a través de instrumentos que permitan, al mismo tiempo, reducir las expectativas especulativas de valorización del suelo.

Para ello, define los lineamientos generales de las políticas de hábitat y vivienda y regula las acciones dirigidas a resolver en forma paulatina el déficit urbano habitacional, dando prioridad a las familias bonaerenses con pobreza crítica y con necesidades especiales.

Promueve, entre otros puntos, el desarrollo de nuevas áreas residenciales en centros urbanos o en asentamientos rurales, mediante la construcción de conjuntos de viviendas y el impulso de programas de construcción, autoconstrucción, reparación, remodelación o ampliación de viviendas tanto urbanas como rurales.

Crea además el Fondo Fiduciario Sistema de Financiamiento y Asistencia Técnica para la Mejora del Hábitat, con el objeto de financiar, bajo cualquier modalidad, las necesidades de familias de bajos recursos con déficit urbano habitacional que no sean consideradas sujetos de crédito por la banca formal, ya sea por sus bajos ingresos o por carecer de garantías reales.

Además de la Ley de Hábitat, los senadores sancionaron una ley que habilita al gobierno provincial y a los municipios a afectar tierras fiscales a los fines de su incorporación al fondo Fiduciario Público (programa PRO.CRE.AR).

El proyecto exime además al Fondo Fiduciario Público creado para el Programa Pro.Cre.Ar y al Banco Hipotecario en sus operaciones de los impuestos, tasas y contribuciones provinciales.

Comments

comments

Leave a Reply