A partir del 1 de enero el agua aumenta hasta un 70%

Pese a las críticas recibidas en las dos audiencias públicas celebradas en San Cayetano y La Plata, la empresa estatal Aguas Bonaerenses (ABSA) aplicará a partir del 1° de enero un aumento de entre el 40 y el 70 por ciento para el servicio domiciliario de agua y cloacas.

La decisión será refrendada a través de una resolución de la Secretaría de Servicios Públicos bonaerense que está a la firma del Gobernador Daniel Scioli, y que dispone de aumentos de hasta el 40 por ciento para el servicio no medido y de más del 70 por ciento para los domicilios que poseen medidores de consumo.

Fuentes del Gobierno bonaerense indicaron que la decisión es comenzar a cobrar el aumento a partir del 1° de enero próximo, y para ello Scioli firmará la resolución correspondiente en las próximas semanas.

Aunque aún no se detallaron las escalas, trascendió que las subas para el servicio no medido, que afecta a más del 70 por ciento de los 3,7 millones de usuarios que tiene la empresa, no podrán superar el 40 por ciento.

Originalmente, el incremento pedido por la empresa era del 46 por ciento para todas las categorías, pero desde la Provincia prometieron que sería menor, en función de las críticas recibidas durante las audiencias públicas realizadas en San Cayetano y La Plata.

En tanto, se indicó que se contemplarán los casos de usuarios que recibieron en mayo subas de hasta el 46 por ciento a causa de actualizaciones aplicadas sobre la valuación fiscal de sus viviendas.

Por otro lado, las subas para las viviendas que posean medidores rondarán el 70 por ciento, aunque en muchos casos podría ser superior a ese número.

Aumento con polémica 

La empresa estatal ABSA solicitó en junio un aumento de entre el 46 y el 135 por ciento de acuerdo a los servicios brindados. Para analizar el pedido, el Organismo de Control de Agua (OCABA) convocó a una audiencia pública para el 19 de agosto en la localidad de San Cayetano.

La convocatoria recibió múltiples críticas por la distancia del lugar del encuentro con los principales centros urbanos donde la empresa presta el servicio, y la justicia obligó al organismo a realizar una nueva audiencia, acto que tuvo lugar el 8 de octubre en La Plata.

En ambas ocasiones, los usuarios rechazaron enfáticamente la propuesta de aumento y cuestionaron la falta de mantenimiento del servicio, la mala calidad del agua –en muchos casos se remarcó la presencia de arsénico-, la presencia de desechos cloacales y la mala atención al público en las oficinas de la empresa.

Con estos resultados, el secretario de Servicios Públicos, Franco La Porta, aseguró que la Provincia no iba a otorgar el porcentaje de aumento que reclamaba ABSA. “El aumento que se resuelva tiene que estar en relación con lo que dice la gente”, señaló La Porta en su momento.

El último ajuste tarifario de ABSA había sido en abril de 2012, cuando las tarifas se dispararon un 180 por ciento. La empresa, con mayoría accionaria de la Provincia, brinda el servicio a 3,7 millones de usuarios en 91 localidades bonaerenses.

Comments

comments

Leave a Reply