Sobreprecios en las garrafas sociales

garrafasEl convenio de garrafas sociales está vigente desde el año 2009 y establece el valor de la garrafa de 10 kilos a 16 pesos, pero en varios distritos aseguran que se vende a más del doble del precio fijado por el Gobierno.

Con la cercanía del frio, y con un subsidio que vence el próximo miércoles 30 de abril, la preocupación por los precios que podrán tener las garrafas en la época de más frío en territorio bonaerense es cada vez mayor.

El convenio de garrafas sociales está vigente desde el año 2009 y establece el valor de la garrafa de 10 kilos a 16 pesos, pero en varios distritos aseguran que se vende a más del doble del precio fijado por el Gobierno.

En Olavarría, por ejemplo, aseguran que las garrafas sociales a 16 pesos sólo quedaron en la intención oficial, pero en la práctica, los consumidores olavarrienses pagan el doble y los comerciantes sostienen que “es imposible” cumplir con la exigencia del Gobierno. Por eso, en esa ciudad, la mayoría de minoristas las venden al público en un promedio de 32 pesos, justamente el doble de la cifra oficial.

En Junín la situación es similar con los sobreprecios y el propio secretario de Gobierno del municipio, Mauro Gorer, advierte que en caso de que finalice el subsidio, la garrafa no podrá valer menos de 100 pesos. “Las empresas nos manifestaron que el acuerdo que rige desde 2009 ha finalizado en diciembre y que hay una prorroga temporaria hasta abril, pero se deconoce como seguirá el tema”, contó.

En otros puntos de la provincia como Arrecifes y Pergamino ya no se consiguen a 16 pesos, porque si bien los subsidios no están cortados todavía, no hay una rediscusión del precio desde el 2009 y por esa razón el precio está por encima del valor establecido por el Gobierno.

De acuerdo con la industria, la garrafa a 16 pesos sólo se consigue en las plantas de las empresas fraccionadoras. Al cliente, habitualmente de sectores de menores recursos, sin acceso al gas por redes, llega mucho más caro. En el sector sostienen que la diferencia se pierde en la distribución del producto, donde hay un alto grado de informalidad y reventa.

Por el momento el Ministerio de Economía estudia llevar el valor de la garrafa de 10 kilos de 16 a por los menos 50 pesos. Pero, aún no hay una definición oficial al respecto.

Según datos del último Censo (2010), en la Argentina hay más de 13.835.751 viviendas, de las que al menos el 48,8 por ciento no cuenta con conexión a una red de distribución de gas natural, un servicio subsidiado y barato en comparación con el precio del GLP en garrafas.

Comments

comments

Leave a Reply