Polémica por las sedes del Mercado Central

Mercado centralDesde la Legislatura le reclaman al Gobierno una regulación para evitar daños en las pymes. Ya funcionan las sedes de Cañuelas, La Plata y Tapiales pero se estudia su apertura de otras en el Gran Buenos Aires: San Martín, Ituzaingó, Tres de Febrero, José C. Paz y Lomas de Zamora.

La apertura de subsedes del Mercado Central en el interior de la provincia de Buenos Aires desató la polémica: mientras algunos intendentes apoyan la idea que favorecería a los consumidores por los menores precios de los productos, desde el comercio local cuestionan la iniciativa y aseguran que es “un negocio de amigos”.

Al igual que pasó años atrás cuando la apertura de “saladitas” sacudió la actividad comercial de las ciudades, ahora el debate se instaló y desde la Legislatura le reclaman al Gobierno una regulación para evitar daños en las pymes.

Luego que ya abrieran los predios de Cañuelas (sobre la ruta 205), La Plata y Tapiales y ante la versiones que el próximo será sobre la ruta 5 en Bragado o Alberti, autoridades y legisladores se mostraron preocupados por el posible impacto negativo en el comercio minorista.

“Si van a operar como las ‘saladitas’ nos oponemos totalmente. Si es algo organizado con el municipio está bien, pero si pasa como en La Plata y Cañuelas que son negocios personales de (Alberto) Samid y de sus amigos, no nos interesa”, aseguró en diálogo con DIB Aladino Benassi, titular de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA).

Desde esta entidad que nuclea a 264 Cámaras de Comercio e Industria del Sector pyme apuntaron directamente a Samid, el representante bonaerense en el Mercado Central, designado allí por el gobernador Daniel Scioli. El empresario conocido como “el rey de la carne” asegura que la idea es llevar sedes al interior y la de Bragado o Alberti estaría instalada antes de dos meses.

“En estos casos hay pocos que se perjudican pero muchos que se benefician”, señaló el empresario para contrarrestar el enojo de los comerciantes. Sin embargo, el malestar no se hizo esperar y mediante una asamblea del Centro Unión Comercial e Industrial de Bragado, unas 200 personas le reclamaron una postura firme al intendente local Aldo San Pedro.

En tanto, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Alberti, Rodolfo Rivara, dijo que un mercado en la zona terminará “destruyendo un montón de comercios y muchas fuentes de trabajo, que hoy en día son también el motor de la provincia”.

Desde la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), uno de sus vicepresidentes, Carlos Cappelletti, dijo que existe una gran preocupación en la entidad y que apoyarán el reclamo.

OTRAS EXPERIENCIAS

Además de las tres sucursales que están funcionando con gran éxito, se estudia su apertura de otras en el Gran Buenos Aires: San Martín, Ituzaingó, Tres de Febrero, José C. Paz y Lomas de Zamora. También Lincoln tiene agendada una apertura del Mercado que estará ubicado sobre la Ruta provincial 50, en un terreno que fue cedido por el municipio.

Según explicó el intendente local, Jorge Fernández, la obra incluirá a 40 mayoristas y 50 minoristas y dijo que abarcará “a más de 260 mil habitantes, en unos 200 kilómetros a la redonda, entre Junín, Villegas, noroeste de La Pampa, sur de Santa Fe y Córdoba”.

En Cañuelas, que ya funciona desde hace varias semanas, el presidente de la Cámara local, Gustavo Sacco, fue contundente: “El impacto económico en contra de los comercios fue inmediato y devastador”.

Mientras que cerca de allí, en Lobo y frente a las versiones que indicaban una posible apertura de una sede, aseguraron que dialogaron con autoridades del Municipio para alertar sobre las posibles consecuencias negativas.

También en Tandil la idea está avanzada. Concejales del Frente para la Victoria están realizando diversas gestiones tendientes a la instalación de una sede con el fin de abastecer a comercios minoristas de productos a precios cuidados. En este sentido, Benassi destacó que se trabaje en conjunto con la comuna. “Hay lugares del interior que se avanzó con este programa de precios cuidados, pero siempre con acuerdo de intendentes porque la Provincia nos dice que no puede intervenir”, señaló.

Frente a este panorama, el diputado bonaerense del Frente Amplio Progresista (FAP), Abel Buil, le solicitó al Ejecutivo que regule la puesta en marcha de estos establecimientos con una “adecuada planificación” de las condiciones edilicias y sanitarias de acuerdo a las normas. Además pidió que “ejerzan el comercio de manera coherente con la legislación provincial o que se adecúen las normas para el funcionamiento de las mismas”.

Comments

comments

Leave a Reply