Coletazos de las importaciones: 140 despidos en una fábrica de calzado

Los trabajadores de la planta Dass de Coronel Suárez habían denunciado que las nuevas políticas económicas impactarían en la estabilidad laboral. A los despidos se le suman 600 retiros voluntarios.

Tal como habían anticipado los trabajadores, la firma DASS – que opera en el distrito bonaerense de Coronel Suárez- avanzó con despidos y retiros voluntarios. El cuerpo de operarios había apuntado contras las políticas económicas del Gobierno. Esta semana, tras el anuncio de recortes, se movilizaron hacia el municipio para exigirle al intendente que arbitre las medidas necesarias para menguar la crítica situación.

A mediados del año pasado, trabajadores de la fábrica Dass (ex Gatic) anticiparon ante Letra P que las importaciones ponían en riesgo el trabajo de 1900 operarios. La primera luz de alerta fue la reducción del 50% de la producción provocando, entre otras medidas, suspensiones rotativas. En aquel momento, los damnificados apuntaron contra las políticas económicas promovidas por el Gobierno nacional.

Hace unas semanas atrás, el Concejo Deliberante de Coronel Suárez, conducido por Roberto Palacio (Cambiemos), declaró la Emergencia Laboral del sector privado debido a la grave situación generada por los despidos en la fábrica de calzado, importante motor de la economía en el distrito. En aquel momento la empresa ya había notificado la suspensión de 191 trabajadores y había intimado a que se sumen a un plan de retiros voluntarios.

Este jueves se confirmó el despido de 140 operarios, lo que motivó que un importante grupo se auto convocara espontáneamente frente al municipio exigiendo que el intendente los reciba.

“Dass es el alma de Suárez, si la fábrica no trabaja nos morimos de hambre”, mencionó Adriana Barrionuevo, una de las trabajadoras citadas por el sitio La Brújula 24 y agregó que hasta ahora se registraron “600 retiros voluntarios a diciembre 2017 y 140 despidos en lo que va de febrero” y recordó que el mercado local se va a ver perjudicado por esta ola de despidos.

En el encuentro con el intendente Palacio, los despedidos se llevaron el compromiso de que trabajará para recuperar los puestos de laborales perdidos mediante “genuinas fuentes de trabajo” que puedan perdurar en el tiempo.

También puso a disposición de los trabajadores la oficina de Incuba, el programa municipal que promueve la creación de empresas sociales.

En enero representantes de la Unión de Trabajadores del Calzado (UTICRA) le pidieron al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y al de Producción, Francisco Cabrera, que suspendan las importaciones de calzados por 180 días.

 

Fuente: LetraP

Comments

comments