Textiles bonaerenses alertan que el nivel del sector está 25% por debajo de 2015

Se reunió la Mesa de Trabajo Textil. Se trata de la actividad más golpeada por las importaciones y tarifazos. El uso de capacidad instalada ronda el 60%.

En el marco de la situación crítica que atraviesa el rubro, se reunió en los últimos días la Mesa de Trabajo Textil bonaerense, en la cual los empresarios dieron cuenta con números del panorama alarmante: el nivel del sector está 25% por debajo de 2015, mientras que el uso de capacidad instalada ronda el 60%.”Para decirlo ecualizadamente, nos sobra en toda la Argentina media fábrica de producción”, indicó Ariel Schaler, de la Fundación Pro Tejer.

El cóctel de importaciones, carga impositiva, tarifazos y la quita de tasas de crédito preferenciales fueron los principales planteos de los empresarios bonaerenses reunidos en la Mesa de Trabajo convocada por el Ministerio de Producción bonaerense, espacio que apunta a conseguir acuerdos para un sector que genera el 13% de toda la mano de obra industrial: 320.000 trabajadores directos (135.000 en la industria y 185.000 en la confección).

Durante 2017, la actividad fue la más afectada por las importaciones, según datos del Estimador Mensual Industrial del Indec, que marcó una retracción equivalente al 10,9% en el periodo enero-septiembre, explicada por la caída de 17,5% en hilados de algodón y del 8,5% en tejidos.

“La producción textil viene atravesando una situación adversa desde principios de 2016 como resultado de la caída del consumo interno junto con un aumento sostenido de las importaciones de los rubros finales de la cadena”, indicaron a Télam desde la Federación de Industrias Textiles Argentinas (FITA).

En este primer encuentro de la MTT se dio lugar a los representantes del sector privado textil y de indumentaria para que realicen un diagnóstico de la situación actual y presenten propuestas de medidas necesarias para promover el desarrollo del sector en la provincia.

Las propuestas fueron catalogadas de dos formas: de carácter defensivo, con el fin de sortear exitosamente las problemáticas coyunturales, y de promoción y fortalecimiento del sector, con el objetivo de impulsar el desarrollo y aumento de la competitividad de la industria textil en la provincia.

Otro de los planteos indicados por la FITA se refiere a “las altas cargas impositivas que atentan fuertemente la competitividad del sector”, por lo que se solicitó “una significativa rebaja” del impuesto a los Ingresos Brutos.

“Si bien el gobierno nacional presentó un proyecto que mejora la situación, hay altas imposiciones de tributos en cascada que afectan la producción”, concluyeron sobre el tema desde la federación.

En el terreno financiero, también se solicitó ayuda crediticia para realizar capacitaciones y profesionalización del personal de la industria textil, de modo de estar a la altura de las nuevas tecnologías necesarias para aumentar la competitividad del sector.

Sobre las importaciones, el titular de la Cámara Argentina de Fabricantes de Avíos y de Insumos para la Confección y Marroquinería (Cafaicym), Marcelo Fernández, indicó que afectó a su rubro “con una baja del consumo de entre el 25 y el 30%” en los últimos dos años.

Alberto Nicosia, director de Producción de Luján, en la primera ronda de la Mesa de Trabajo Textil (MTT), planteó la falta de financiamiento general y la salida de las entidades bancarias de las líneas de créditos subsidiados, en un momento donde el sector textil “resignó 630 puestos de trabajo y hoy funciona a menos del 70% de su capacidad productiva”.

 

Fuente: LetraP

Comments

comments