Para Frigerio, las PASO fueron un “espaldarazo para el Gobierno“

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró hoy que “las PASO (de agosto pasado) fueron un espaldarazo para el Gobierno“, y anticipó que ahora “con una economía en crecimiento“, la Casa Rosada prepara una “reforma tributaria“ a presentar en las próximas semanas para tratar de resolver “el problema de la falta de competitividad“.

“Van 21 meses y logramos alcanzar algunos de los desafíos que nos propusimos, aunque por supuesto el país tiene problemas pendientes”, aseguró al participar de un seminario sobre economias provinciales en el hotel Four Seasons, del barrio porteño de Retiro, organizado por Infobae.

Frigerio advirtió que “nos propusimos evitar que sobreviniera una gran crisis tras el agotamiento del modelo populista, y generar gobernabilidad. Para evitar la gran crisis lo que hicimos fue generar confianza, y tomamos algunas medidas que parecían imposibles, como salir de todos los cepos que no nos dejaban crecer”.

Y agregó: “Ahora tenemos un solo tipo de cambio, un Banco Central independiente, recuperamos el INDEC, nos integramos de manera inteligente al mundo, que cuida el trabajo nacional pero que entiende que para crecer no podemos seguir aislados“.

En ese marco, el titular de la cartera de Interior añadió que el Gobierno tiende “hacia el equilibrio de las cuentas públicas, porque sabemos que no se puede gastar más de lo que ingresa, siendo el Gobierno que más inversión social hace en la historia del país“.

“Las PASO fueron un espaldarazo para nosotros, de que éste es el camino, porque los otros los transitamos y fracasamos. Ahora los que tienen que decidir esa continuidad son los ciudadanos a través del voto“, remarcó.

Para Frigerio, “este crecimiento la gente lentamente lo empieza a percibir, porque crecen 13 de los 16 sectores en los que se divide la economía. Transita su cuarto trimestre consecutivo y es más sólido porque se basa en las inversiones y ahora empieza también a basarse en el consumo“, aseguró.
En ese contexto, Frigerio aceptó que la Argentina tiene “un problema serio de competitividad“, consecuencia de “dos vectores, la infraestructura y el impositivo“.

Sobre el primero, reiteró que el Gobierno trabaja en un plan que es el “más importante de la historia” del país, y sobre el segundo, sostuvo que se está “empezando a dar alivio fiscal a los sectores productivos y a la gente y tenemos que seguir, para presentar en las próximas semanas una reforma tributaria“.
“Vamos a trabajar con los gobernadores, que también tienen el mismo problema en su territorio“, propuso el ministro, quien, luego de pedir el acompañamiento al presidente Mauricio Macri en su “lucha contra las mafias“, instó a “trabajar juntos para combatir la resignación, que es creer que no podemos apuntalar a las economías regionales para dar sustento al desarrollo“.

 

Fuente: Agencia de Diarios y Noticias (DyN)

Comments

comments