D’Elia se ve cerca de la cárcel, y afirmó: “Si te toca ser Mandela hay que ser Mandela”

“Me juzgan después de 14 años con un solo objetivo: meterme preso”, afirmó el dirigente piquetero, acusado por el delito de intimidación pública. Defendió a Boudou y habló de “persecución política”.

El dirigente piquetero Luís D’Elia afirmó que este lunes podría quedar detenido en el marco de la causa en la que está acusado por el delito de intimidación pública a raíz de la toma de una comisaría en La Boca en 2004. “Hay una decisión firme de Macri de utilizar al Justicia como fuerza de choque del Poder Ejecutivo”, aseveró en una entrevista con Jorge Lanata en Canal 13. “Me juzgan después de 14 años con un solo objetivo: meterme preso. Quizás mañana (por el lunes) esté preso”, afirmó para remarcar: “Si te toca ser Mandela hay que ser Mandela, no me acusan por chorro me acusan por haber encabezado una protesta y por haber parado un golpe contra Cristina Kirchner la noche del 25 de marzo de 2008″.

En esa línea, advirtió que por ese hecho ya tiene condena de prisión en suspenso, por lo que sostuvo: “Me están juzgando dos veces por el mismo hecho; es una injusticia brutal, quizás mañana esté preso pero adelante, háganse cargo, la historia y el pueblo se encargarán de ordenar esta barbaridad que estamos viviendo”.

Semanas atrás, D’Elia había realizado una afirmación en ese sentido: “Creo que quieren montar un show conmigo. Creo que voy a quedar preso sin ningún argumento judicial, y lamentablemente creo que lo que viene será muy duro”, dijo

Asimismo, el dirigente social defendió al recientemente detenido ex vicepresidente Amado Boudou: “Ese tipo (por Boudou) le expropió a los banqueros chorros las AFJP el negocio más formidable de la Argentina y se lo devolvió al Estado. Creó la Asignación Universal Por Hijo. Se la tenían jurada”.

Y añadió: “Hoy la vida democrática en nuestro país se achica porque hay una persecución política y judicial muy grave contra la oposición. Lo que hacen contra De Vido y Boudou es una cosa monstruosa, son investigaciones re truchas. A Lijo lo apretaron desde el propio despacho de la Casa Rosada, el propio Macri”.

Por otro lado, remarcó: “José López es un corrupto. Pero, ¿quién le dio la plata? Calcaterra. Los Macri cartelizaron la obra en la Argentina”. Así, afirmó que solo hay “10 cuestionados” del gobierno de Cristina Kirchner de un total de cuatro mil funcionarios.

 

Fuente: LetraP

Comments

comments