Con la basura hasta el cuello: más problemas para Arroyo en Mar del Plata

La turbulenta administración municipal de Carlos Arroyo(Cambiemos) en Mar del Plata registra por estos días un nuevo frente de conflicto. En esta oportunidad, la problemática se centra en el predio de disposición de residuos, donde días atrás recicladores informales bloquearon el acceso al complejo en reclamo por el reacondicionamiento del playón donde los camiones que llegan de locales gastronómicos depositan sus desechos y los vecinos buscan allí alimentos, ámbito que se anegó tras las fuertes lluvias. Horas después de destrabarse ese tema, se abrió un nuevo foco de tensión: trabajadores municipales que se desempeñan en el basural, iniciaron un paro de actividades al denunciar que allí realizan sus labores en condiciones “infrahumanas”.

De esta manera, la recolección de residuos que no había llegado a normalizarse tras el bloqueo previo, vuelve a verse afectado en la ciudad balnearia. El Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) acusó “pésimas condiciones” de las instalaciones donde se realiza la disposición final de la basura. “Los trabajadores municipales realizan su trabajo en condiciones infrahumanas. Están a la intemperie, no tienen baño ni un lugar donde guarecerse y eso es inaceptable”, señaló al diario La Capital el secretario de Prensa del STM, Luis María Muñóz.

La medida de fuerza se inició pasado el mediodía de este jueves y se extenderá hasta la misma hora del viernes.

“Este problema no es nuevo. Se lo habíamos planteado al Ejecutivo, que en su momento se comprometió a resolverlo, pero no hicieron nada”, remarcó Muñóz para explicar que, además de declarar la medida de fuerza, el sindicato reclamó la intervención del Ministerio de Trabajo, para que a través de una comisión verifique cuáles son las condiciones en las que el personal realiza sus tareas.

“Hemos pedido que una comisión especializada en temas de seguridad e higiene se pronuncie sobre si esas son las condiciones adecuadas para que una persona trabaje”, aseveró.

Cabe recordar que la tensión que se vive por estas horas en el predio de disposición de residuos se originó con la protesta de los recicladores informales que bloquearon el acceso a la planta. En ese marco, Arroyo había cuestionado duramente al juez Daniel De Marco, quien rechazó el uso de la fuerza pública para desalojar la protesta. El magistrado había señalado que “la denuncia penal parece expresar la impotencia del Ejecutivo para resolver el conflicto”.

Ante eso, el intendente disparó que “el juez le da prioridad a la protesta equivocada de diez personas contra la salud de un millón de habitantes” y advirtió que va a “hacer una presentación ante el Consejo de la Magistratura por esto, porque considero que la sentencia no tiene ni pies ni cabeza”.

Fuente: Letra P

Comments

comments