El intendente de Mar del Plata se aleja de la veda de parientes

El intendente de Mar del Plata relativizó el DNU que prohíbe nombrar familiares de ministros en el Gobierno. Criticado por tener parientes en su gestión, apuntó a la capacidad de los cuestionados.

Presionado por concejales de la oposición y el oficialismo, que consideraron que el intendente de General Pueyrredón debía imitar la decisión del Presidente de prohibir la designación de familiares en el Gobierno; Carlos Arroyo apeló a la capacidad de sus parientes para justificar su lugar en la administración municipal que encabeza.

“Mi criterio (es que) se debe resolver por la idoneidad del personal”, dijo Arroyo cuando lo consultaron sobre la posibilidad de que el municipio se alinee con la determinación del presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal de vedar la posibilidad de que familiares de ministros sean designados en cargos dentro de la estructura de Gobierno, publica el sitio marplatense 0223.

Días atrás concejales opositores y oficialistas coincidieron en la necesidad de que el polémico intendente Carlos Arroyo trabaje en sintonía a los líderes de Cambiemos e impulse un recorte de contrataciones a parientes del Ejecutivo.

Si bien el decreto no es retroactivo, en el Gobierno nacional muchos funcionarios renunciaron a sus cargos tras el anuncio, en el marco de una decisión política. En Mar del Plata, se espera que la medida nacional impacte entre los familiares del intendente, dado que, por ejemplo, la actual pareja de Arroyo, Susana Rivero, es subsecretaria de Educación; una familiar de esta, Evangelina Tedros, fue nombrada jefa del Departamento de Publicidad; la hija del jefe comunal es su secretaria privada y otro de sus descendientes es director de área en la Secretaría de Desarrollo Social.

 

Fuente: LetraP

 

Comments

comments