La CGT anunció el “reinicio” de un plan de lucha

La CGT concretó hoy una jornada de protesta contra las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri y anunció el “reinicio de un plan de lucha” a partir del 25 de setiembre, que incluya un paro general”, aunque desde la Casa Rosada calificaron la marcha de “política, innecesaria e inoportuna”.

El triunviro cegetista Juan Carlos Schmid, el único orador del acto que la central obrera realizó en Plaza de Mayo, anunció la convocatoria a una reunión del Comité Central Confederal para el 25 de septiembre, con el objetivo de impulsar un “plan de lucha que incluya un paro general”.

El acto contó con la presencia de representantes de las dos CTA, los tres secretarios generales de la CGT, dirigentes de Barrios de Pie, la CCC y la CTEP, referentes kirchneristas, mientras que la izquierda tuvo una movilización independiente que partió desde el Congreso y llegó hasta la avenida 9 de Julio.

Con ese anticipo Schmid finalizó su discurso en la Plaza de Mayo, donde agregó que en esa cumbre sindical se evaluarán “todas las medidas que sean necesarias para el interés de los trabajadores”.ð “No venimos a levantar la bandera de ninguna candidatura ni detrás de ninguna conspiración, sino a presentar nuestra agenda social”, afirmó y planteó el reclamo de “trabajo digno y salario justo” Al respecto, señaló que pese a que “recientemente ha habido elecciones”, los trabajadores representan la “generación de riquezas en este país y no nos alcanza solamente con votar”.

Desde el Gobierno, en tanto, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, embistió contra los sindicalistas que se movilizaron al recordar que cuando el kirchnerismo decía que “había menos pobres que en Alemania, se callaban la boca”.

“Esta movilización es innecesaria, inoportuna y está más ligada una cuestión política que a una cuestión concreta de reclamos”, sostuvo Triaca y remarcó que tras los resultados de las PASO quedó demostrado que la sociedad “no quiere volver al pasado” ni que “la conduzcan las mismas caras de siempre”.

En momentos en que iniciaba la movilización, Triaca participó de una reunión de “mesa chica” con el presidente Mauricio Macri, en la primera actividad del mandatario después del fin de semana largo que pasó junto a su familia en Villa La Angostura, en Neuquén.

Posteriormente, Triaca compartió un almuerzo con los dirigentes de las 62 Organizaciones Peronistas, un espacio que integra el sector sindical que no participó de la movilización.

Para el titular de la cartera laboral, “no queda muy claro el motivo” de la marcha “en el medio de un proceso electoral, donde muchos de los actores que se ven en la foto están cercanos a la oposición que hoy representa el kirchnerismo”, lo que “tiñe cualquier reclamo” y otorga a la protesta un “tufillo político”.

En respuesta a los dichos de Triaca, el jefe de los Canillitas, Omar Plaini, negó que la movilización tuviera que ver con una “puja de carácter político partidario” y, volvió a reclamar cambios en el rumbo económico.

“No conozco ningún gobierno que, cada vez que la CGT salga a reclamar, no diga que es un paro político, siempre sucede lo mismo”, advirtió.

También cuestionó al ministro el secretario gremial de la CGT y referente camionero, Pablo Moyano, quien tildó como una “provocación” haber dicho que la marcha de la central obrera tiene “tufillo político”.

Por su parte, Carlos Acuña, uno de los jefes de la CGT, Carlos Acuña, aseguró que “no hay ninguna ruptura” en el seno de la central obrera y afirmó que “siempre hay discusiones” en torno a las protestas que se pueden realizar contra el Gobierno.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)

Comments

comments