El decreto contra el nepotismo no tiene mucha adhesión en el interior

El decreto que firmó el presidente Mauricio Macri contra la designación de familiares de funcionarios en cargos públicos, y que cuenta con el apoyo de varios gobernadores, entre ellos, de María Eugenia Vidal, cosecha por ahora pocas adhesiones en el interior bonaerense. Es más, los pronunciamientos a favor, se dieron sobre todo en el conurbano, y surgieron de jefes comunales de distintos colotes políticos.

Uno de los intendentes más críticos de la medida hasta el momento es Carlos Sánchez, vecinalista de Tres Arroyos, quien consideró ayer que el decreto “es para la gilada”. Y aunque sostuvo que “el vecinalismo históricamente ha tenido mucho cuidado” en cuanto al nombramiento de familiares, admitió que “en los pueblos siempre te chocás con un pariente”.

En esa línea, rechazó la posibilidad de adherir a la iniciativa: “No preciso que me bajen la línea el Gobierno Nacional y Provincial. Yo me manejo dentro de las creencias que yo tengo”, y agregó: “Esto (por el decreto antinepotismo) es una cosa difícil de llevar a los pueblos, esto es para la gilada”.

Mientras tanto, el intendente de Mar del Plata, se refirió al tema ante la consulta de los medios y consideró: “Mi criterio es que se debe resolver por la idoneidad del personal”. El secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, amplió hoy esos conceptos y explicó que el Ejecutivo aún no decidió qué postura tomará al respecto, aunque señaló: “No estamos a favor que se nombren familiares o amigos. El nepotismo no es solamente nombrar a un familiar en un cargo público, sino nombrarlo para favorecerlo”, sentenció Vicente.

En tanto, en Azul, mientras desde la oposición reclamaron mediante una nota al intendente Hernán Bertellys que se sume a la medida, el jefe de Gabinete y Gobierno local, Alejandro Vieyra, aseguró que el Ejecutivo municipal está evaluando si adhiere o no. “Tiene que ver con qué tareas desempeña cada uno”, dijo y se refirió al hijo del jefe comunal, Rodrigo Bertellys, quien es el secretario privado del jefe comunal como una persona de “extrema confianza de él”. “No hay muchos más familiares”, aseguró.

Mientras tanto, en Junín, el Partido Justicialista local exhortó al intendente Pablo Petrecca a que se sume a la medida de sus jefes políticos: “Son sobrados los casos de familiares directos de funcionarios que tienen cargos dentro del municipio y en organismos del Estado. Creemos que, al igual que lo hizo con otras medidas, el intendente debe dar el ejemplo y como “soldado” de Vidal, sumarse a la iniciativa de Macri, la gobernadora y el jefe de gobierno porteño, Rodríguez Larreta”, señalaron en el comunicado.

Hasta ahora, el que se plegó a la medida nacional es el intendente Ezequiel Galli, quien ayer confirmó al diario local El Popular que firmará un decreto en ese sentido en las próximas horas. No obstante, recordó que los primos quedan fuera del alcance, y que su esposa ya había renunciado a su cargo por razones familiares.

Cabe señalar que Galli fue duramente cuestionado al inicio de su gestión por el número de familiares que designó en diferentes cargos dentro de su gabinete: nombró a su tío, Eduardo Galli como subsecretario de Deportes y Turismo quien estuvo en ese cargo hasta el año pasado. También sumó a su administración a dos primos: Juan Agustín Galli, como director de Gestión Deportiva y a Hilario Galli, como subsecretario de Recursos Públicos.

Fuente: DIB

Comments

comments