Massa apuesta al enroque para frenar a Cambiemos en su pago chico

Los desfavorables resultados electorales en todo el territorio bonaerense obligaron a SergioMassa redefinir la estrategia política para poder proyectarse a futuro. En Tigre, su pago chico, la avanzada de Cambiemos, que le quebró la hegemonía en el deliberativo, intentará frenarse reestructurando el equipo municipal que encabeza Julio Zamora. Los cambios implican sentar en el Concejo Deliberante a aquellos ediles con licencia que están en el Ejecutivo y los funcionarios que jugaron en las últimas elecciones. Entre otros, a Malena Galmarini y a Gisela Hortazo de Zamora.

En el territorio donde nació el massismo como fuerza política, el oficialismo no logró el acompañamiento del electorado que apoya la gestión desde el 2007. Muy por el contrario, las elecciones de octubre fueron las peores para el espacio que creó el todavía diputado nacional Sergio Massa.

Pese a meter su apellido en la boleta, Julio Zamora no logró resistir en las urnas el avance de Cambiemos ni frenar la primera derrota electoral desde que gobierna el municipio. Es que el ex galán de telenovelas, el vidalista Segundo Cernadas, sobrino de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, consiguió imponerse con el 35,17% de los votos frente a la nómina que encabezó la directora ejecutiva del Instituto Municipal de Alimentación Saludable y Nutrición (IMASN) Gisela Zamora, que alcanzó un respaldo del 28,7%.

Estos resultados balcanizaron la mayoría que el oficialismo ostenta hasta el 10 de diciembre con 15 bancas. A partir del 2018 la composición quedará dividida con 10 bancas para el Frente Renovador, 7 para Cambiemos y 7 para Unidad Ciudadana.

Con este escenario, el massismo puso en marcha un operativo para frenar el crecimiento de Cernadas, actual titular de la Anses local, que usará el deliberativo como un trampolín para posicionarse como candidato a intendente en 2019.

Según confirmaron a Letra P fuentes del oficialismo, concejales con licencia que están cumpliendo funciones en el Ejecutivo volverán al Concejo Deliberante para ponerse al frente de la batalla que librarán en el recinto. Además, a contramano de lo que se esperaba, está previsto que también asuman los funcionarios que este año aparecieron en las listas.

En este sentido, la esposa de Sergio Massa, la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Malena Massa, ocupará su banca licenciada para cumplir con el Poder Ejecutivo. También la esposa de Zamora, la titular del IMASN, Gisela Hortazo, de quien se deslizaba que su candidatura era testimonial.

A ellas se sumarán Daniel Gambino, secretario de Inversión Pública; José Paesani, secretario de Inversión Pública y Luis Samyn Ducó, secretario de Turismo, Cultura y Deporte, publica Zona Norte Diario.

En su reemplazo, según medios locales, asumirán dirigentes con un perfil más técnico que trabajarán en tándem con las espadas políticas que el massismo tendrá en el deliberativo, donde –a diferencias de los últimos años- deberá echar mano al consenso para el avance de iniciativas importantes para el Ejecutivo.

Fuente: Letra P

Comments

comments