Con dos asambleas y el envío más de 350 vacas lecheras al Mercado de Liniers, los tamberos de la provincia de Buenos Aires pidieron soluciones para el sector por la grave crisis que atraviesa, exigieron la urgente intervención del Gobierno nacional y que se actualice el valor que se paga al productor por el litro de leche.

Con una nutrida cantidad de tamberos y el apoyo de las entidades de la Mesa de Enlace, las protestas tuvieron como epicentro las plantas lácteas de La Serenísima ubicadas en las ciudades de Trenque Lauquen y General Rodríguez. Allí se escucharon crudos testimonios de la actividad que en el último año y medio llevó al cierre de más de 250 tambos en la provincia y unos 600 en el país.

“El Gobierno tiene que salir del estado de autismo. Basta de verso y chácharas. Hay que encontrar una solución para el precio y el plazo de pago”, dijo el titular de la  Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) Matías de Velazco. Es que en la actualidad la industria paga unos $8 por litro cuando un productor, para salir “empatado”, debería percibir $11. “Debe aparecer la plata que falta y está en la cadena. Tienen que derramar las industria y las cadenas comerciales”, agregó.

Según De Velazco, más allá del estado de preocupación, el productor “está firme” y espera que la administración nacional “tome nota” del reclamo. “Mientras protestábamos en Trenque Lauquen, se veían pasar los camiones rumbo a Liniers con vacas lecheras”, señaló. En ese sentido, de las más de mil vacas que ingresaron hoy al Mercado, el 35% fueron lecheras, y varias de ellas llegaron con pintadas sobre el lomo en alusión a la problemática del sector. “S.O.S. tambos” y “Plan menos leche”, tenían escrito los animales, en referencia al continuo cierre de establecimientos lecheros.

Fuente: DIB