El ministro de educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, aseguró hoy que el decreto que modifica las pautas para la negociación a nivel nacional entre gremios docentes y Gobierno “no es contra nadie” sino que busca “ordenar” y “poner blanco sobre negro” en relación a “la confusión que existía cuando se hablaba de la existencia de una paritaria nacional”.

De esta forma, definió al espíritu del Decreto 52/2018 publicado hoy en el Boletín Oficial que, según dijo, “ordena un montón de cuestiones que en el anterior decreto reglamentario” del artículo 10 de la Ley de Financiamiento Educativo “generaban confusiones y malentendidos” como “la supuesta existencia de una paritaria nacional”.

En ese sentido, explicó que buscan recuperar el verdadero espíritu de la ley y ordenar la confusión que impedía el diálogo conducente con los gremios docentes. “Por un lado, plasma el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los sindicatos nacionales en 2016 que establece un piso salarial para todos los docentes del país -equilibra posibles asimetrías de base-, conformado por el salario mínimo vital y móvil más un 20%”, sostuvo Finocchiaro.

Además, dijo que por otro lado esta normativa garantiza el funcionamiento de un convenio marco “con pautas claras que permitan debatir temas como carrera docente, promoción, derechos sociales, previsionales, etc., con la participación igualitaria de todos los sindicatos docentes con personería nacional”.

Fuente: DIB