Desde las primeras horas de la mañana trabajadores de Cresta Roja, planta El Jagüel, protestan en reclamo del pago del sueldo adeudado del mes de diciembre más los bonos de fin de año, al tiempo que denuncian achicamiento y problemas de producción por el mal estado de los pollos en los criaderos. La manifestación comenzó en la banquina de la Autopista Ezeiza-Cañuelas, y luego se trasladó al Obelisco.

A dos años de la quiebra y posterior venta de Cresta Roja, unos 650 trabajadores, de un total de 2300 que componen hoy la empresa, comenzaron días atrás con los reclamos salariales y alertaron por posibles despidos, y hoy concretaron la protesta en la ruta y en pleno centro porteño. Sin embargo, desde la compañía aseguraron que no se trata de cesantías sino de una “reorganización productiva”, detalla DIB.

Los trabajadores denuncian que las dos plantas de la compañía se encuentran paralizadas desde hace unos días. Esto se suma al conflicto gremial que se prolongó desde el 29 de diciembre hasta el 11 de enero, cuando la compañía estuvo sin producir.

Durante la mañana de este viernes, los trabajadores intentaron movilizarse en la autopista Ezeiza-Cañuelas, pero fueron desalojados por Gendarmería. Por ese motivo, decidieron trasladarse al Obelisco para visibilizar su reclamo. En medio del centro porteño, la Policía de la Ciudad los reprimió con golpes y gas pimienta, publica el diario Crónica.

Proteinsa SA (compuesta por las empresas Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Lacau) ganó en octubre de 2016 la compulsa para quedarse con la avícola que llegó a faenar, en sus mejores épocas, hasta 400.000 pollos por día. Tras casi 10 meses de haber tenido la administración y explotación temporal de Cresta Roja, completó su adquisición por 120 millones de dólares.

No es la primera vez que los trabajadores toman este tipo de medidas. En septiembre, ante una situación similar, también cortaron parcialmente la autopista Ezeiza-Cañuelas frente a la planta dos de la avícola.

Fuente: Letra P