Fue aprobada en el Concejo Deliberante luego que la fábrica de calzado avanzara con un plan de suspensiones y retiros voluntarios. Ahora, peligran 191 puestos. El coletazo de las importaciones.

El Concejo Deliberante del distrito de Coronel Suárez, conducido por Roberto Palacio(Cambiemos), declaró el martes por unanimidad la Emergencia Laboral del sector privado debido a la grave situación generada por los despidos, suspensiones y retiros voluntarios, sobre todo en la firma Dass.

La medida llega luego que la empresa más importante del distrito notificara la suspensión de 191 trabajadores y tras la intimación de que se sumen a un plan de retiros voluntarios, publica La Nueva.

La multinacional Dass compró en noviembre de 2015 las fábricas que construyó la desaparecida Gatic, con el objetivo de llevar adelante un plan de trabajo para licenciatarios de marcas de calzado nacional e internacional. Sin embargo, en 2016 la firma comenzó a sentir los efectos de la retracción del consumo y la importación de calzado terminado.

A mediados de 2017 Dass anunció un plan de suspensiones escalonadas que se extendió hasta fines del año pasado. En noviembre, además, lanzó un agresivo programa de retiros voluntarios, al que finalmente adhirieron 529 de sus casi 1960 operarios.

Con esta merma del 25% en el plantel de personal, se creía que la empresa podría resolver su situación y seguir adelante, pero el último lunes, tras volver de las vacaciones, un importante grupo de trabajadores fueron citados por la empresa para anunciarles que estarán suspendidos hasta el 9 de febrero próximo. Además, los directivos instaron a los operarios a acogerse al plan de retiros voluntarios, hecho que algunos trabajadores interpretaron como un aviso de que, si no se van, igualmente serán despedidos el mes próximo.

Esta semana, el intendente Palacio tenía previsto viajar a Capital Federal para mantener una serie de audiencias con las áreas nacionales y provinciales involucradas, e incluso con referentes de la firma Dass.

“Es un tema preocupante”, indicó el jefe comunal en conferencia de prensa y agregó que “desde la empresa nos han dicho que la misma se encuentra fuerte, sólida y trabajando”.

En esa línea, y relativizando la responsabilidad del gobierno nacional ante la apertura de las importaciones, Palacio, indicó que se reunió con “ClaudioStreintemberger (miembro del Sindicato de Obreros del Caucho y Afines (SOCAYA) y con (Héctor) “Toti” Flores, pero de ninguna manera queremos hacer de esto algo político o sindical”.

Por su parte, la actual vicepresidenta de la Cámara de Diputados bonaerense, Marisol Merquel, tras reunirse con los trabajadores afectados, pidió “avanzar en políticas en conjunto entre el Estado nacional, provincial y local, porque se trata de una problemática directamente vinculada a la situación nacional que hoy pone en riesgo la mayor fuente de ingresos de más de 800 familias”.

El ex intendente y actual concejal, Ricardo Moccero, pidió elaborar un proyecto de trabajo y sostuvo la necesidad de gestionar “la posibilidad de confeccionar delantales para el Ministerio de Desarrollo Social de Nación o borcegos para la policía; acá hay gente que sabe trabajar y por sobre todo, necesita. Las máquinas se podrían gestionar con la fábrica o comprarlas, porque para eso están los fondos de Producción”.

 

Fuente: LetraP