En medio de nuevos reclamos por la reapertura de paritarias, algunos intendentes bonaerenses anunciaron que, en su lugar, otorgarán bonos de fin de año para aliviar el descontento que crece entre los empleados municipales por salarios.

Así, el intendente de Mercedes, Juan Ignacio Ustarroz (Unidad Ciudadana), anunció que este fin de año pagará una suma de $ 5.500 ($ 2.500 en diciembre y $ 3000 en diciembre) para los trabajadores de su distrito, que desde la Comuna denominaron como “bono de emergencia”. El aumento que cerraron a principios de 2018 fue del 21,3%.

En Quilmes, Martiniano Molina (Cambiemos), anunció que el 10 de diciembre pagará a los trabajadores municipales, tanto de planta como mensualizados, una suma no remunerativa de $ 5.000, pero confirmó que no reabrirá la paritaria.

Fuente: DIB